lunes, 19 de diciembre de 2011

Reflexión final

Ésta es la última entrada dedicada a esta asignatura, sin la cual, no existiría este blog.

Ha sido curiosamente, la última asignatura que cursaré de esta carrera que en 4 años me ha dado muchos momentos buenos y algún que otro malo. Comunicación y mercado de trabajo te permite iniciarte de manera básica en el infinito mundo virtual. Me ha parecido de gran utilidad, puesto que a mí personalmente, me ha abierto más puertas y más conocimientos sobre el blogging y las redes sociales en general, ayudando de manera notable a buscar trabajo a través de este medio, así cómo de aumentar mis conocimientos digitales y de comunity manager.
He de decir, que al principio dudaba de lo que podría ofrecerme esta asignatura de cara a mi futuro profesional, y aunque no te da la clave de la felicidad, sí que te la hace un poquito más accesible.

Tras recibir esta base de conocimientos, nos toca ahora a nosotros seguir el camino en un mundo lleno de por qués, inquietudes y desavenencias que debemos ir paliando de la mejor forma posible, y que nos corresponde a cada uno de nosotros aprovecharlo en nuestro favor para ser un poco menos vulnerables en este inhóspito mundo laboral, actualmente (y desgraciadamente) bastante hastío.
Nada más que añadir, este ciclo termina aquí para dar paso a otro entrante, desconocido, pero con la convicción de hacerle frente con la ilusión y ganas que sólo aquellos que saben que no van a perder tienen.

Sigue aunque todos esperen que abandones.


martes, 6 de diciembre de 2011

Comunicación no verbal

Tras leer detenidamente los links facilitados sobre la comunicación no verbal, he llegado a una serie de conclusiones acerca del tema en cuestión, a saber:
Ya conocía la importancia del lenguaje no verbal, y tras leer estos artículos refuerza de alguna manera esa importancia. El hecho que no acabo de compartir del todo, es el de la infinidad de significados que puedes llegar a transmitir a través de unos actos diferenciados. 



Mis conocimientos sobre recursos humanos, y sobre todo en materia de entrevistador son bastante limitados y no dudo en absoluto de la infinidad de estudios que abarcarán todos estos temas ampliamente sobre este tipo de comunicación. Pero no puedo dejar de ver todo esto como algo excesivo. "Apretar la nariz significa que estás realizando alguna evaluación negativa" o simplemente me pica y me la he tocado. Lo veo bastante subjetivo, pero repito, hablo desde la ignorancia y es evidente que tendrá su razón de ser.


Ahora bien, sabiendo que es posible que un entrevistador me mire al milímetro todos estos actos y los significados que para él tienen, procuraré cuidarlos más pese a que robotice en exceso mi actuación.
El problema de esta robotización es que puede llegar a ser contra-producente (al menos para mí), y es que es posible que haga algún gesto y yo lo interprete como erróneo, de manera que propicie unos nervios muy indeseados que arruinen la entrevista. Sé que es un poco enrevesado, pero nadie mejor que yo me conoce como para saber que me podría pasar.

Mi conclusión es que la comunicación no verbal es muy importante, y la imagen que proyectamos vale probablemente más que muchas de las cosas que digamos después durante la transición de la entrevista, pero no sé hasta que punto tal cantidad de información de protocolo es viable. No obstante, sin duda, habrá que tenerla muy en cuenta.


http://www.comunicacionnoverbal.com/

http://www.protocolo.org/social/conversar_hablar/comunicacion_no_verbal_la_importancia_de_los_gestos.html

lunes, 28 de noviembre de 2011

Carta de presentación

A continuación, vamos a ver como se realiza una carta de presentación. Hay que prepararla para la empresa que deseamos vaya dirigida, y concretamente si se puede, a la persona encargada de los recursos humanos.

La empresa a la que dirigiré mi carta de presentación, es una clínica que requiere de muchos contactos internacionales, por los que necesita de un responsable de comunicación que gestione el departamento como es debido.
A saber:


IVF SPAIN S.L.
Jon Aizpurua Saenz
Av. de Ansaldo, Nº13
03540 Playa San Juan (Alicante)
Estimado Sr. Aizpurua:

Me dirijo a usted con la intención de comunicarle mi interés por el puesto de Responsable de Comunicación que figura como vacante en la página web de su empresa.

Como usted podrá comprobar en el currículum vitae que le adjunto y teniendo en cuenta lascaracterísticas que se manifiestan para este puesto, me considero un candidato adecuado paracubrirlo. Confío plenamente en que mi formación académica vaya en total y absoluta armoníacon lo que se demanda y me permita realizar las funciones específicas que se demandan paraeste trabajo. Este puesto que se ofrece siempre me ha parecido una buena forma para desarrollar mi trabajo y creo que me podría integrar perfectamente en el equipo, tanto por mi dilatada experiencia a lo largo de mis años académicos, como en trabajos estivales que han enriquecido mi experiencia personal en general como por el conocimiento que me destaca favorablemente en este sector concreto. 

Por todo ello, sería de mi agrado mantener una reunión con usted, que me permitiera acercarle un poco más mis aptitudes como candidato y detallar aspectos más concretos que no queden claros a través del currículum vitae.

Aténtamente:


Benito Castro Sanz
Elche, 28 de noviembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

Competencias personales

Parece evidente la relevancia de las competencias personales, entendidas como ese sumatorio de conocimientos, actitudes, valores y habilidades que permiten desarrollar de manera más eficiente una serie de actividades. Si bien, en general permiten al ser humano vivir su vida, en el tema que nos atañe es de vital importancia que se adecuen a las necesidades que una empresa necesite.

Erróneamente, en muchas ocasiones nos preocupamos en adquirir competencias que nos permitan desarrollar nuestro trabajo como si fuéramos autómatas obcecándonos hasta que muchas veces logramos ser expertos en un área. Olvidamos la importancia que las competencias personales nos pueden aportar en ese trabajo facilitándonos la evolución como personas.
Estas competencias se crean desde bien pequeños, pues la experiencia vivida y los valores aprehendidos, marcarán de alguna forma nuestra futura visión del mundo que nos rodea.
Desafortunadamente, no todas las personas son igual de contundentes para un mismo trabajo, por lo que es importante saber cuáles son tus puntos fuertes y cuáles los débiles para poder trabajar en ello y mejorar esas debilidades.
Según explicaba el texto, acerca de las competencias extraordinarias, no surgen hasta que el individuo no se encuentre en un estado de crisis, de ahí mi pregunta: ¿cómo entonces, podemos entrenar esas competencias para ser mejores? ¿Cómo podemos saber qué tipo de competencias tenemos? 
He explicado anteriormente que mediante la experiencia a lo largo de toda nuestra vida uno se va empapando de estas competencias que más en adelante utilizaremos con solvencia para mitigar problemas surgidos; no obstante y como supone, a priori, una cierta dificultad en ser entrenadas, mi propuesta es que antes que nada uno se plantee qué metas y objetivos pretende alcanzar, y en base a estas preguntas se identifique con más solvencia qué competencias se desean adquirir y/o alcanzar.

No hay que olvidarlo, no basta con ser muy bueno en una determinada disciplina, si luego surge una crisis y te quedas paralizado, hay que saber actuar con rapidez y adaptarse con solvencia de forma integral. Los buenos líderes son los que saben tomar decisiones en momentos en los que otros se bloquean.






http://www.uai.cl/facultades-y-carreras/escuela-de-negocios/mba/executive-mba-julio/competencias-personales

lunes, 14 de noviembre de 2011

Redes sociales

De un tiempo relativamente pequeño a esta parte, las redes sociales han crecido en relevancia a pasos exponenciales. El fenómeno 2000 con la consiguiente evolución de internet, ha traído consigo un universo de posibilidades que hace 20 años eran inimaginables para las personas de a pie de calle. Las redes sociales, que en un principio nacieron con una función meramente lúdica e informativa, se han convertido en una herramienta capaz de conectar con infinidad de entidades y personas, mientras que la información fluye constantemente y se retroalimenta.

Este nuevo hito, está revolucionando los tradicionales portales de empleo y recursos humanos. Ofrecen ventajas innegables tanto a los demandantes como a los oferentes de empleo, una mayor personalización, con su consecuente gran red de contactos que facilita de alguna manera la búsqueda de perfiles y la posibilidad de poder encontrar candidatos que se ajusten a las preferencias deseadas.

En mi caso, yo sólo poseo cuenta en Tuenti y Facebook y los uso únicamente como herramienta social o uso académico, de forma que me permite crear grupos de trabajo con mis compañeros para poder agilizar las gestiones pertinentes. Por lo tanto, las personas que tengo agregadas son de carácter amistoso o como he mencionado antes, relacionado con los estudios.
No he tenido la intención de crearme cuentas en otras redes con mi perfil más profesional, porque no consideraba aún que tuviera que ponerme en ello, aunque viendo como está actualmente todo, quizá esta práctica me permita dar un pequeño salto y adentrarme en este mundo digital que tanto está creciendo en la última década. 
Es de suponer, que esta nueva realidad haga que los candidatos tengan que plantearse de manera distinta sus estrategias para conseguir empleo o mejorar profesionalmente.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Entrevista de trabajo

Con motivo de mi continuidad en los estudios universitarios, aún no he realizado ninguna entrevista de trabajo del campo en el que me estoy formando. No obstante, sí que he tenido que acudir a entrevistas de trabajos temporales estivales que si bien pueden parecen un poco menos "serias", las empresas para las que entraba a formar parte eran bastante importantes.

A saber, la entrevista más laboriosa por mencionarlo de alguna manera que tuve que llevar a cabo, fue cuando dejé mi CV por el entonces hotel Meliá Villa Gadea (actualmente SH Villa Gadea) para entrar a formar parte de su plantilla (tenía 18 años). Cuando me llamaron me presenté, (huelga decir que sin una indumentaria muy formal, más bien informal) y con una copia de mi currículum junto con mi incertidumbre de la inexperiencia en materia de entrevistas. El empleador me hizo una serie de preguntas relacionadas con mi antigua experiencia laboral, mis aptitudes y mi conocimiento del inglés (que por aquella época era bastante más irrisorio que el de ahora). Como vio que estaba bastante verde me dio algunos consejos para futuras entrevistas, como la de que mi foto de carnet del CV fuera más arreglado y que me presentase con otra indumentaria. No le faltaba razón. 
Al acabar, salí del recinto con más incertidumbre de la que había venido, pues no sabía si la sensación había sido positiva o no. No obstante, tenía en el tintero otras alternativas y el hecho de que no me contrataran tampoco me quitaba el sueño (en aquella época si buscabas trabajo, lo encontrabas). No sería el caso actual, que gente sin experiencia como los recién licenciados lo tenemos bastante difícil para encontrar, ya no sea un trabajo digno, sino cualquier trabajo.

Finalmente fui contratado de forma que me pasaría los siguientes periodos estivales trabajando en ese puesto.
A día de hoy, y puesto que esa fue la última entrevista con "profundidad" a la que tuve que someterme, me doy cuenta del desconocimiento que poseía antaño y de lo mucho que puedo mejorar de cara a futuras entrevistas, como proyectar una imagen de mí adaptada a las necesidades de la empresa en cuestión; un uso del lenguaje más sutil y trabajado; y la correcta utilización del lenguaje no verbal, muy importante también.


martes, 1 de noviembre de 2011

Currículum vitae

          Realizar un correcto currículum vitae es de gran importancia dada la alta competitividad que nos acecha hoy día. Por desgracia, el mío es bastante limitado por lo que no me explayaré mucho.

          Acabé los estudios secundarios en la rama más científica posible de física, química y biología. No obstante, y al comprobar que los números, a pesar de que se me daban mejor que las letras, me aburrían demasiado y me decanté por cursar el bachillerato de ciencias sociales con economía, geografía y un popurrí de asignaturas dedicadas más a esta disciplina. Al acabar, empecé en la universidad cursando DADE, carrera que al cabo de un año acabé abandonando por el mismo motivo que os he explicado antes de los números: la parte de derecho me gustaba pero ADE me aburría en exceso. 
Y acabé en publicidad y RR.PP., carrera más dinámica que abarca gran parte de las ciencias sociales, aunque eso sí, muchas de éstas superficialmente.
Actualmente he terminado prácticamente la carrera, a falta de unos pocos créditos de libre elección y me encuentro cursando periodismo en otra universidad diferente, para ampliar mi currículum y meterme más de lleno en la comunicación.
Tengo, por tanto, conocimientos amplios sobre comunicación, estrategias, marketing,medios, diseño, creatividad y una alta empatía proporcionada por asignaturas de psicología y sociología. Gran capacidad de trabajo en equipo practicada durante 4 años en la carrera que aún sigue vigente en la nueva que estoy cursando.
Además, he procurado realizar asignaturas optativas que me preparasen un poco más en el mundo informático, por lo que también tengo nociones de programas Word, Adobe (PDF, Photoshop, Ilustrator, Indesign, Flash, Premiere, Freehand), Quarkxpress, etc.
Actualmente, domino el valenciano a un nivel medio tanto oral como escrito, y el inglés a un nivel académico, aunque tengo intención de ir el año que viene de erasmus e incrementar ese nivel a medio.

        En cuanto a experiencia laboral, he de recalcar que no poseo sobre la materia que estudio. He trabajado los veranos que he podido en hoteles en departamentos dedicados a la restauración. 
Me equivoco como el que más, pero me considero una persona que aprende muy rápido de los errores que comete, por lo que tengo un aprendizaje bastante raudo de lo que desempeño, hecho que agiliza de alguna forma mi experiencia laboral. Añadir también, que tengo ganas e ilusión por empezar proyectos nuevos e interesantes, y de aportar solidez, frescura y responsabilidad.